Ángel Rivas

En buenos pasos

Por Angel Rivas - mayo 18, 2020

El territorio mexicano fue el segundo en América en plantar vides europeas para elaborar vino y aunque comenzó a perfilarse como el principal productor del continente a 500 años de distancia parece que el camino se comienza a labrar.

En dos ocasiones, durante el virreinato y a mediados del siglo 20, la industria del vino fue mermada, pero justo en esta última década vive uno de sus mejores momentos y el crecimiento que tiene en consumo nacional es de dos dígitos.

De acuerdo a Hans Backhoff, director de la bodega bajacaliforniana Monte Xanic, el interés por el vino nacional ha crecido y para poder satisfacer la demanda la industria debe crecer drásticamente, sobre todo en producción.

El principal obstáculo es la falta de agua, especialmente en el Valle de Guadalupe, por la sobreexplotación de los mantos subterráneos y la falta de lluvias para recargarlos. Además de que es necesaria una mayor inversión y apoyos gubernamentales para crecer las hectáreas de vides y extenderse a otros valles.

“Hay 25 millones de metros cúbicos en mantos acuíferos sobrepasados por 13 millones de metros cúbicos que se consumen al año.

“Tierra hay en México para poner viñedos, sólo falta tener inversiones para poderlos desarrollar. Una vid no comienza a producir hasta el cuarto año o más y por eso no es una industria que te dé ganancias inmediatas”, asegura Backhoff.

No todas los bodegas tienen viñedos propios y la demanda de fruta para elaborar vino muchas veces se ve rebasada. Rumores dicen que hay quienes importan mosto (vino) de Argentina o Chile y venderlo como vino mexicano, ya que no ha legislación que lo impida.

Afortunadamente el mexicano ya tiene al vino nacional como primera opción en su mente y también tienen presencia internacional. Hay ocho vinícolas que exportan alrededor del 20% de su producto, según Pilar Meré, presidenta de la Asociación Mexicana de Sommeliers.

La apuesta está en crecer en nuevas regiones de Baja California, además de Chihuahua, Coahuila, San Luis Potosí y Zacatecas. En algunas de estas entidades el vino ya existía pero las crisis de finales del siglo 20 hicieron que empresas europeas terminaran por irse.

Pero el futuro es promisorio y sólo es cuestión de esperar.

La evolución

Tras la llegada de Hernán Cortés se ordena cultivar mil viñas por cada cien indígenas y estos sucede principalmente en Puebla, Ciudad de México y Michoacán antes de que las misiones religiosas propaguen a la vid a entidades con mejores condiciones de suelo y clima para su desarrollo.

Una cédula real expedida por el rey español Rey Felipe II prohibe la producción de vino en la Nueva España a partir de 1595 por amenazar los intereses comerciales de España; las vides son arrancadas aunque pocas sobreviven en conventos o de forma clandestina.

Aunque en el siglo 19 la Independencia y el interés de Porfirio Díaz ayudan a que la industria tenga el camino abierto, los cambios políticos y guerras no permiten que los productores se establezcan permanentemente.

En el siglo 20 crece el mercado de los destilados de uva y poco a poco las empresas lanzan marcas de vinos de mesa que en realidad distan mucho de competir con la oferta francesa y española que dominaba la segunda mitad del siglo.

La industria en números

Cifras que denotan la situación del vino mexicano.

• 3 mil 300 hectáreas de viñas en la República Mexicana (contra más de 1 millón en España, el principal productor)

• 50% es lo que debe aumentar la producción en los próximos años para satisfacer la demanda local

• En 2016, el vino mexicano se convirtió en el número 1 en volumen y valor en cuanto al consumo de vino y desbancando a países europeos

• Es el segundo país con la mayor cantidad de plantaciones de la variedad Nebbiolo después de Italia por ello se espera un buen desarrollo de esta cepa en el gusto del consumidor

• 750 ml. es el consumo anual per cápita de los mexicanos


Síguenos
Servicios

Catas, asesorías, capacitación, cursos y apoyo periodístico. Dos décadas de experiencia en el mundo gastronómico.

Más Información